Español para extranjeros

Más información

Bienvenido a Cegafor

Técnicas de estudio

Formación y consultoría

APRENDIZAJE COLABORATIVO

APRENDIZAJE COLABORATIVO

15/11/2019

APRENDIZAJE COLABORATIVO

El aprendizaje colaborativo tiene cada vez más impacto a nivel mundial, pues los principales centros del mundo comienzan a entender que el modelo educativo actual es obsoleto. Se centra en potenciar las capacidades de cada estudiante a partir del intercambio de conocimiento entre pares. Es decir, que trabajando de forma colectiva, cada estudiante logre destacar por sus propias habilidades individuales.

La forma más común de llevar esta modalidad al aula es dividiendo el trabajo en pequeños equipos de estudiantes que trabajen en una tarea común, en la que aprendan la temática asignada mediante la colaboración de todos los miembros del grupo.

Establecer las metas y objetivos de la actividad, de manera que los alumnos se sientan motivados y comprometidos a la hora de trabajar para conseguirlos.
Organizar a los alumnos por equipos y crear pequeños grupos de trabajo de cuatro personas que se encargarán de cumplir distintas funciones. El docente debe procurar que haya diversidad en cada grupo de trabajo teniendo en cuenta las habilidades de sus estudiantes y su género. Cuanto más variado sea el equipo, será más enriquecedora la experiencia.
Promover la comunicación y el respeto entre los alumnos. Los estudiantes deben estar abiertos a compartir sus ideas y conocimientos con los demás, con confianza y sin miedos. Es necesario mantener la mente abierta de los alumnos, se deben establecer normas de diálogo o incluso la frecuencia y el medio de comunicación para el aprendizaje de la colaboración.
El docente debe ser guía y conductor de la actividad al inicio y dejar que los alumnos asuman la responsabilidad paulatinamente, de modo que puedan desarrollar sus propias ideas y proyectos. Los docentes deben acordar que los procesos se pueden seguir para completar las tareas establecidos, planificándolas, definiéndolas y organizándolas.
Utilizar metodologías y actividades variadas. El aprendizaje colaborativo admite distintos métodos educativos, como el trabajo por proyectos, la flipped classroom o el aprendizaje basado en la resolución de problemas logrando concretar actividades didácticas como exámenes en línea, debates, experimentos de laboratorio, actividades enfocadas en la resolución de problemas y presentaciones en equipo.
Generar debates y contrastar ideas a partir de lecturas, clases presenciales, películas o videos.
Crear herramientas de autoevaluación y coevaluación para que los estudiantes logren valorar y aprender a recibir valoraciones positivas y negativas bajo diferentes modelos y rúbricas.
Usar las TIC ayuda a fomentar la comunicación, interacción e intercambio de ideas entre los estudiantes. El estudiante puede usar herramientos como el correo electrónico, Google Drive, WordPress, Prezi o Mural.ly para faciliar el trabajo en equipo y eliminando los viejos esquemas de exposición y difusión de la escuela medieval; todo esto, bajo la supervisión e instrucción del docente.
El aprendizaje colaborativo tanto dentro como fuera del aula podrá mejorar las relaciones interpersonales entre los jóvenes pudiendo aprender unos de otros y de esta manera aprender de forma significativa y también, pudiendo trabajar la toma de decisiones en equipo.

Aprender haciendo

Aprender haciendo

29/10/2019

Desde su nacimiento, las personas van incorporando nuevos comportamientos por imitación. Algo que también ocurre en el ámbito educativo. Desde hace algunas décadas se está adoptando un enfoque en el que el estudiante tiene un papel más activo y lidera su propia educación.

Y en este nuevo paradigma educativo, basado en la resolución de problemas y en la realización de proyectos, las tecnologías digitales y de las comunicaciones se han convertido en nuevas herramientas clave para enseñar y aprender. Pero, ¿realmente son efectivas? ¿Proporcionan beneficios reales, tangibles, al aprendizaje?

Con este tipo de metodología de aprendizaje se forma a los estudiantes en las competencias que luego demanda el mercado laboral.

Este tipo de herramientas ayudan mucho al proceso de aprendizaje de los estudiantes, que tienen que trabajar en grupo, comunicarse entre ellos utilizando diferentes medios y tomar decisiones conjuntamente

Las competencias se ven reforzadas con el uso de los simuladores, tanto genéricas, que son las competencias transversales que se pueden aplicar a cualquier tipo de enseñanza, por ejemplo, la toma de decisiones, el trabajo en grupo o las habilidades comunicativas, como específicas, propias del ámbito que se estudia.

Los estudiantes mejoran su capacidad de procesamiento y análisis de la información y también de trabajo en equipo, de innovación y creatividad; y mejoran sus habilidades de comunicación y uso de la tecnología. Se trata, pues, de competencias transversales, muy apreciadas por el mercado laboral, ya que preparan a la persona para que se adapte con éxito a cualquier puesto de trabajo.

Estos simuladores tienen la capacidad de permitir ensayar las condiciones reales del mercado en tiempo real y requieren un comportamiento activo de los estudiantes, que no deben limitarse a memorizar conocimientos, como en el caso de otras asignaturas, sino que deben aplicarlos en un entorno controlado como es el simulador.

 

Fuentes: elEconomista

FORMACIÓN, BENEFICIO PARA LA EMPRESA

FORMACIÓN, BENEFICIO PARA LA EMPRESA

11/10/2019

Uno de los aspectos más valorados en un puesto de trabajo es el hecho de que dicho trabajo te permita estar continuamente aprendiendo y creciendo profesionalmente. Algunos trabajadores estarían dispuestos a reducir su salario si esto le permite trabajar en una compañía que le motive. Las generaciones más jóvenes son conscientes de la necesidad de desarrollarse profesionalmente a lo largo de toda la vida para prosperar. Fomentar una cultura de aprendizaje en las empresas tendrá un impacto positivo en la rentabilidad y éxito de la empresa, así como en los trabajadores.

La posibilidad de seguir formándose dentro de la empresa, aprender nuevas destrezas relacionadas con su puesto, incrementa el bienestar del trabajador lo que se traduce en una mayor productividad y beneficio para la empresa, ya que el rendimiento de los trabajadores repercute directamente en la rentabilidad de la compañía y en la satisfacción de los clientes.

Apostar por el aprendizaje y la formación de los empleados ayuda al crecimiento de la empresa. Si cada trabajador aprende nuevas habilidades, será capaz de realizar tareas nuevas y será más polivalente, evitando así el problema de la obsolescencia del conocimiento.

"CURSO PREPARACIÓN CELGA”

"CURSO PREPARACIÓN CELGA”

03/09/2019

Configurado mediante cinco niveles de conocimiento del idioma, recoge las habilidades que reflejan la competencia comunicativa en las distintas destrezas y agrupa los contenidos en tres bloques:

"Lengua y comunicacion: funcións comunicativas"
"Lingua e sistema: coñecemento do código"
"Lingua, cultura e sociedade: contidos socioculturais"


El Celga permite certificar el conocimiento que una persona tiene del gallego para los efectos de justificar méritos o requisitos laborales y académicos.

Los certificados se obtienen mediante un examen convocado por la Secretaría Xeral de Política Lingüística. También es posible obtener la validación Celga de los estudios previos de gallego.

Hoy en día el Celga es imprescindible para poder opositar a Ayuntamientos, Universidades, Xunta de Galicia y Diputaciones.

NO OLVIDAR LO APRENDIDO

NO OLVIDAR LO APRENDIDO

06/08/2019

Una de las preocupaciones de los padres durante el verano es que los niños y las niñas olviden lo que aprendieron durante el curso. Es una inquietud que tiene su fundamento.

Recientes estudios indican que durante el periodo estival hay una pérdida de conocimientos, sobre todo en el área de las matemáticas. Este hecho se agrava si las matemáticas han sido estudiadas de una manera mecánica y poco relevante para ellos, es decir, si aprender matemáticas se ha reducido a hacer cuentas y ejercicios repetitivos y no han utilizado experiencias reales ni materiales manipulativos ni juegos. Cuando los niños estudian solo memorísticamente el aprendizaje no es duradero.


Año tras año vemos cómo es necesario destinar los primeros días de curso a revisar los contenidos del año académico anterior porque muchos niños han olvidado conocimientos básicos que necesitan para seguir avanzando. Te preguntarás que si la escuela en septiembre ya hace este repaso ¿por qué los niños deberían hacer algo en el verano?

 
 
La realidad es que ni en el mes de junio todos los niños tienen el mismo nivel ni todos olvidan con la misma facilidad. Por ello, es recomendable el realizar actividades para refrescar lo que han aprendido durante el curso y no dejarlo todo para septiembre. Incluso para algunos niños es una oportunidad para comprender conceptos que no entendieron en el colegio. Ahora tienen más madurez y el ritmo es más sosegado.

Cuando hablo de actividades, no me refiero a realizar hojas con operaciones (a no ser que a tu hijo o hija le apasionen) sino a practicar las matemáticas de una manera significativa y divertida a partir de situaciones cotidianas.

A continuación te propongo varias:

1. Matemáticas en el exterior

En estos meses, los niños van a pasar muchas horas al aire libre, ya sea en la piscina del barrio, en la playa o en el campo. ¿Cómo utilizar estos espacios para aprender matemáticas? Te sugiero tres ideas que podrás adaptar a la edad de tus hijos.

1. Utiliza recipientes caseros como vasos de plástico, envases de yogur o botellas de distintos tamaños. A los niños les encantará llenarlos de agua o de arena. Anímales a que comparen medidas y capacidades. Los pueden usar en el jardín o cuando vayan a la playa o el campo.

2. Lleva siempre en la mochila un juego de cartas o de dados. Las cartas ocupan poco y son ideales para repasar el cálculo mental. Puede ser una baraja española o un juego específicamente creado para realizar operaciones aritméticas como Hurry Count.

3. Incluye una lectura matemática. En verano los niños tienen más tiempo para leer. Aprovecha esa situación y ofréceles cuentos o libros con contenido matemático. Elige aquellos que te parezcan más valiosos tanto por su argumento como por sus ilustraciones.

2. Matemáticas en los viajes

Como ya escribí aquí hace unos días, en los desplazamientos veraniegos podemos dedicar un tiempo a repasar matemáticas de forma divertida. Por ejemplo, si estás viajando en coche, sugiéreles buscar matrículas cuyos dígitos sumen 20 y de esta forma practicarán el cálculo mental.

3. Matemáticas en lo cotidiano

Anima a tus hijos a que te ayuden a planificar, comprar, repartir o cocinar. Aunque no lo parezca, todas estas acciones del día a día ayudan a los niños a adquirir habilidades y capacidades que necesitan para resolver problemas matemáticos.

Por ejemplo, las compras son un buen momento para utilizar las matemáticas. Pueden estimar el precio final de una compra, valorar si una oferta es interesante o calcular cuál es el envase más económico de un producto. Un buen manejo de los precios, los formatos y los descuentos es de gran utilidad en la vida y ayuda a repasar matemáticas.

Como ves, la fórmula es sencilla, solo necesitas un poco de creatividad y animarles a pensar y razonar de forma lógica en cualquier pequeña tarea de cada día. Ponte “las gafas matemáticas” y detectarás ciento de oportunidades para que tus hijos o hijas repasen lo aprendido este verano.

FUENTE: elpais.com  

*MALENA MARTÍN PROFESORA DE SECUNDARIA*

Arranca la selectividad

Arranca la selectividad

12/06/2019

Cerca de 11.400 estudiantes gallegos aspiran a una plaza en la universidad.

Los estudiantes afrontan desde hoy la ABAU (Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade), las pruebas durarán tres días, hasta el viernes, y han arrancado con los exámenes de Lengua Castellana y de Historia de España. 

Galicia es de las últimas comunidades en pasar la prueba, un examen que determinará si pueden acceder al título que desean. Los candidatos a un pupitre en alguno de los campus tienen que poner a prueba sus conocimientos, con mayores exigencias de la CiUG, la entidad que organiza el examen, para evitar cualquier tipo de trampa o fraude. Orejas a la vista, como el año pasado, y la obligación de prescindir del móvil y de relojes inteligentes o cualquier otro dispositivo electrónico para hacer la prueba.

827

Cursos realizados

1036254

Horas impartidas

15114

Alumnos